Páginas

viernes, 15 de septiembre de 2017

Dame la mano – Charlotte Link


Me inicié con esta autora allá por el año 2004, con La cultivadora de Rosas; seguí con La casa de las Hermanas, y hasta hoy no he vuelto a retomarla. Charlotte es una escritora alemana con bastante renombre en su país, donde llevan sus novelas incluso a la televisión.

Hoy os traigo a este rinconcito: Dame la mano. Antes de nada, darle una buena colleja a la traducción del título. ¿En serio? ¿No había otro título que ponerle al libro que Dame la mano? En alemán es Das andere Kind, que vendría a significar El otro niño. Y sí, ahí sí le veo su aquel, pero… ¿Dame la mano? Vamos, hombre. Dejad que me ría.

Sinopsis:
Dos son las posesiones de la familia Beckett: una vieja granja en Scarborough, Yorkshire, y un oscuro pasado que está a punto de salir a la luz.
La sucesiva aparición de los cadáveres brutalmente apaleados de una joven estudiante y una anciana en la costa inglesa de Scarborough constituyen un auténtico quebradero de cabeza para la inspectora Valerie Almond.
El misterio al que se enfrenta la obligará a adentrarse en los recovecos de lo que ella considera una turbia trama familiar de amores y rencillas.

Lo primero que me llama la atención de esta autora es su forma de iniciar las novelas, por lo menos las últimas, de manera un tanto caótica. Tiene una introducción inconexa, nos deja muchas piezas del puzzle sobre la mesa pero no sabemos qué hacer con ellas ni cómo van a encajar.  Saltamos de un lugar a otro, del presente al pasado, sin saber cuál es presente y cual no, porque vamos a ir moviéndonos en tres años: 1940 a través de unas cartas; 1970 aunque poco y 2008 que es el verdadero presente.
Evidentemente este inicio hace que la novela sea convergente, hasta el final, no vamos a poder encajar las piezas y saber qué relación tenían cada una.

Otra cosa que me ha sorprendido son los personajes. Es una especie de novela coral, no sabría deciros quién es el verdadero protagonista, porque vamos saltando de uno a otro y nos va contando parte de la historia. Además son personajes complejos, con sus secretos y sus recovecos, sus mentiras, sus celos y envidias… Son personajes que nos hacen pensar en ellos como los culpables, jugando así la autora con los lectores. No sabemos si los protagonistas son Dave y Gwen; si Fiona o Chat, si Leslie, el matrimonio Brankley o Valerie Almond y su investigación. Todos son piezas claves para el desenlace de esta historia que nos llega un poco al corazón.


Personalmente creo que los verdaderos protagonistas de esta historia son la culpabilidad, el egoísmo, el miedo y el orgullo. Todos hacen que la vida de estos personajes sea como nos lo presenta la autora. 

Dame la mano es novela dinámica, amena y que atrapa; que nos atenaza el corazón por la frialdad de ciertas actuaciones, y que a pesar de un final interesante, nos deja con el alma encogida. Recomendable.

martes, 12 de septiembre de 2017

La chica de la niebla – Donato Carrisi

Hoy os traigo una novela que llegó a mí gracias a Marina Córdoba. Nunca he sido de participar en sorteos aunque últimamente a alguno me he apuntado, así que mi sorpresa fue mayúscula cuando me enteré que había sido una de las ganadoras en el sorteo que organizaba el blog de Marina, Mis lecturas. La chica de la niebla de Donato Carrisi se vino a casa conmigo. Muchísimas gracias, Marina.


Sinopsis:

Una chica desaparecida en un pueblo de montaña.
La lluvia, la niebla, las luces.
Las luces son las de las cámaras.
Han llegado los medios de comunicación.
Y todo ha cambiado
.

Donato Carrisi es un periodista y autor italiano que estudió derecho y se especializó en Criminología y ciencia del comportamiento. Y oye, esto se nota. Se nota porque una de las cosas que me ha llamado más la atención en este libro: la personalidad tan diversa que ha inculcado a cada uno de los personajes. Diversa y enrevesada. Tengo que confesar que no he empatizado con ninguno de ellos, pero creo que el autor lo ha hecho adrede. Buscaba crear una novela en la que se consiguiera interesar al lector pero que lo leyera desde fuera, criticando cada uno de los pasos de los personajes, llevándose las manos a la cabeza, y conmigo lo ha conseguido.

La chica en la niebla es una novela de suspense policiaco aunque bajo mi punto de vista no al uso, es decir, que me ha roto los esquemas que para mí tiene un libro de este tipo. Supongo que al ir saltando hacia delante y hacia atrás en el tiempo: antes, durante y después de la desaparición es una de las cosas que me descolocaron al principio. Es verdad que más de un autor lo usa, pero es que Donato nos sorprende en cada capítulo y no sabes dónde vas a aparecer.  

No ha sido una lectura absorbente en mi caso. No me ha atrapado hasta muy al final, pero tampoco deja fría mientras lo lees. Tiene una parte que bajo mi punto de vista se enlentece bastante, aunque después de mucho pensar, creo que es necesario para poder entender el final. Si el autor se saltara ciertos puntos, quizás nos sintiéramos un poco defraudados al final, sin entender ciertas cosas, por no conocer a fondo al personaje principal. Y eso sí, tiene unos giros argumentales bestiales. Merece la pena terminar el libro, llegar a la última hoja.

Vogel es el agente especial al que asignan el caso de Anna Lou y es el que nos llevará de cabeza a lo largo de toda la novela. No es un protagonista con el que llegues a empatizar por su falta de escrúpulo, su prepotencia. Es un agente manipulador, engreído al que solo le interesa el éxito y para llegar a él, hace uso de los medios de comunicación.

Este es uno de los temas principales de la novela, una crítica al papel que juegan los medios de comunicación en un caso policial. Además, también toca el tema religioso, la fe, las congregaciones religiosas cerradas en un pueblo perdido en la montaña. La justicia y sus agujeros negros, las relaciones de pareja y las familiares. Y sobre todo me ha venido a la cabeza durante su lectura un dicho popular que me da escalofríos: NUNCA llegas a conocer a alguien del todo.


Resumiendo, una novela que a pesar de que no me ha resultado adictiva (algunas partes se me hicieron lenta), no me ha defraudado y me ha hecho reaccionar, que es lo que busca el escritor. Interesante. Pero personalmente, hay algo en ella que no la hace perfecta para el género en el que se clasifica. 

miércoles, 6 de septiembre de 2017

El huerto de manzanas - Susan Wiggs

Siempre me recuerdo con un libro en las manos, y la verdad es que mi velocidad de lectura desde muy pequeña, no tiene nada que envidiarle a la velocidad de la luz. Mis padres pensaban que me saltaba páginas. No se lo creían.  Pero recuerdo un punto de inflexión. Me quedé en paro, estaba aún viviendo con mis padres y bueno, por haber estudiado fuera de casa, digamos que no tenía una vida social muy activa. Así que me metí en mi burbuja de libros. Llegué a leer 50 libros en un mes. No eran libros sesudos, simplemente adictivos, atrayentes, entretenidos.

Una de las autoras a las que siempre volvía era Susan Wiggs, una autora que es capaz de transportarte a lugares maravillosos llenos de sentimientos envolventes, libros de los que no quieres salir, en los que quieres llegar a vivir.



Hace poco encontré una nueva novela de esta autora y no me lo pensé. Lo compré a través de Amazon. El libro se llama El huerto de manzanas. Lo compré sin saber que era el primero de una serie, pero no os engañéis. No es lo que estáis pensando. No es una serie porque los libros estén inconclusos, nada de eso. Los podéis leer de manera individual. Es una serie porque las novelas transcurren en el mismo lugar, en esta ocasión, se sitúa en Bella vista, Archangel, California. Y poco a poco, Susan va creando un pueblo entero donde en cada una de las novelas vas conociendo a uno de sus habitantes. Pero ni es necesario leerlos todos, ni te pierdes nada por no hacerlo. Pero eso sí. Una vez que conozcas a Susan Wiggs y su pluma, seguro que volvéis a sus entornos.  Aún tengo clavado en el corazón su serie de Las Crónicas del lago Willow.

El huerto de manzanas es una novela romántica, clasificada dentro del subgénero contemporáneo. Es una novela que ahonda en los sentimientos, los hace vibrar y a ti, lector, con ellos.
Los personajes son casi reales, vives con ellos y sufres con ellos. Pero no solo tiene esos ingredientes, sino que además mete algo de misterio.
Si tuviera que resumir el libro en una frase, yo lo haría con algo como: Búsqueda de identidad.
La protagonista de esta historia, Tessa, se encuentra de golpe con una noticia familiar inesperada, verdaderamente sorprendente que la deja en estado de shock. Durante la novela, de la mano de Dominic e Isabel, deben ir desgranando su pasado.  

La novela tiene dos tiempos y dos lugares: Estados Unidos en la actualidad, y Copenhague en el 1941, durante la ocupación de Dinamarca por parte de los nazis. No profundiza demasiado en la guerra, simplemente se centra en los personajes y nos deja conocer su vida viajando a su infancia. Evidentemente sufren y tú sufres con ellos. La pérdida, el miedo, el hambre… todo eso lo viven, pero son capítulos sueltos para conocer mejor a esos personajes.

Es una novela amable, y entrañable, donde la comida tiene también su protagonismo. Tanto, que al inicio de los capítulos tenemos recetas donde las manzanas son el ingrediente estrella. Así que aquellos que seáis cocinitas matáis dos pájaros de un tiro, leéis y disfrutáis con la historia, y conseguís recetas con una pinta impresionante.

El 14 de septiembre sale la segunda novela ambientada en este entorno, Dulce como la miel, y la verdad es que le tengo muchas ganas. Son muy recomendables. 

lunes, 4 de septiembre de 2017

Rutas literarias.


Este verano, como os he comentado en varias ocasiones en otras entradas, hemos estado de vacaciones por Navarra. Una de estas veces fuimos al Señorío de Bertiz donde había una oficina de turismo. Allí cogimos información no solo del Parque Natural sino de la zona. Nos comentó donde ir después y qué visitar. Una de las cosas que nos recomendó fue Elizondo. Y curiosamente mi mente hizo la conexión. Hace mucho que me leí la trilogía Baztan de Dolores Redondo pero recordaba algunos nombres. Como no recordar el nombre del pueblo de la protagonista: Elizondo. Y ya que estaba le pregunté a la chica, que curiosamente vivía en allí, si existía una ruta turística siguiendo los libros de Dolores. La respuesta no pudo ser otra que .

Ya conocía la existencia de la ruta en Vitoria gracias a los libros de Eva García de Urturi, autora de la trilogía de la Ciudad Blanca. Y por supuesto de Felix Modroño en Bilbao sobre el libro La cuidad de los ojos grises, y en Sevilla con su Secretos del Arenal.

Parece que hay un boom de Rutas literarias de autores nacionales y desde aquí aplaudo la iniciativa.

Yo recuerdo haber acudido a dos, hace bastante tiempo, allá por 2008 en las primeras Jornadas del foro Abretelibro; aún no estaba en boga este tipo de rutas. Fueron dos rutas en dos días. Una fue La Isis Dorada a manos de su autor Jorge Magano, y la otra El Misterio de la casa Aranda, el famoso inspector Victor Ros a manos de su autor Jeronimo Tristante.
Recuerdo haberlo pasado en grande y haber conocido un poco más a los personajes y a las mentes de los autores. No se si eso es definitivamente bueno, jajjajaja. El caso es que recomiendo la experiencia. Si podéis acercaros a este tipo de Ruta, hacerlo. Sobre todo si tenéis la suerte de que sea el propio autor el que haga de lazarillo o cicerón.


¿Habéis hecho alguna Ruta Literaria alguna vez? ¿De cuál os gustaría hacerla aunque no fuera autor nacional? 

domingo, 3 de septiembre de 2017

Reto de imágenes, se cambia de sitio.

Últimamente estoy teniendo problemas a la hora de publicar entradas en el blog. Se me queda colgada la página y no me deja acceder a mi parte privada para poder publicar nuevas entradas. He supuesto que puede ser por la cantidad de imágenes que estaba subiendo. No se, podría ser eso. Así que he borrado todos los post antiguos sobre el reto en imágenes.

Además de en el blog, las estaba subiendo en mi Instagram: @vivet14 y en mi página de Flickr. Si os apetece seguir viéndolas, no dudéis en pasar por allí.

Muchas gracias!

viernes, 1 de septiembre de 2017

Lo que nos dejó Agosto

Por fin 1 de septiembre!!!

Buenos días de lunes. Hoy tengo sentimientos encontrados. Hace un par de horas que hemos dejado a la peque en la guarde y me he sentido rara. A la vez que triste porque volvía de nuevo la rutina, me he sentido también liberada. En dos horas he podido hacer casi todo lo que tenía pendiente desde que la peque terminó la guarde. Qué gozada poder hacer la colada sin tener que tener mil ojos por si se mete dentro de la lavadora. Así que, ¿soy una malamadre por sentirme así?

Agosto ha sido un pequeño caos en el blog entre la peque, los microviajes, el viaje a Navarra… Pero en cuestión de lecturas ha sido como otro mes más. Han sido cuatro libros los leídos (esto me recuerda al programa Un Dos Tres), a 5 ptas por libros.. hacen … En fin.. esto (mis neuronas han vuelto a hacer contacto) que han sido cuatro libros los leídos:

La chica en la niebla – Donato Carrisi
Siete tumbas y ningún cadáver – Darynda Jones
Tormenta – Rowyn Oliver
El huerto de los manzanos -  Susan Wiggs
Me faltan todas las reseñas… Ya iré poniéndome al día.

De entradas en este blog además de los resúmenes mensuales y semanales tenemos:


En el otro blog, Dos más en la familia, donde hablo más de nuestra vida familiar, viajes, senderismos, consejos… tenemos las siguientes entradas:

Acondicionar la casa
Niños al tren
Pamplona verde, con niños y perros
El señorío de Bertiz
Biblioteca de Nuria

De lectura voy finalizando Los amantes de Hiroshima - Toni Hills, la tercera entrega del Inspector Salgado. 

Y de objetivos para este nuevo curso me he puesto una jartá… como si estuviéramos en enero. A ver los que finalizo. Ya os iré contando.

¿Y vuestro Agosto?

lunes, 28 de agosto de 2017

Oculta – Kendra Elliot.


Sinopsis “tuneada” para no desvelar la trama:

Once años atrás, el «asesino del campus» mató a nueve chicas, todas ellas estudiantes de la Universidad Estatal de Oregón. Lacey Campbell perdió a su mejor amiga, cuyos restos jamás llegaron a encontrarse.
En la actualidad es odontóloga forense y se encarga de examinar restos dentales. Uno de estos restos se encuentran enterrados en la propiedad del ex policía Jack Harper. Lacey y Jack intentan ignorar la atracción que hay entre ellos.

Uffs, hace más de un mes que me leí este libro, y aun ando sin hacer reseña. ¡Si es que me pilla el toro!
En fin, pues eso, que hoy os traigo una mini reseña de esta novela que llegó a mí gracias a Amazon y a sus manías (que adoro, por cierto) de poner debajo de una novela comprada, aquellas que pueden ir con tus gustos. Y el joío de Amazon nunca falla, eh? Nunca se equivoca. Me ha gustado.

Oculta, es una novela clasificada dentro de suspense romántico, pero más que eso, yo diría que es novela policiaca con algo de sexo y un poco de amor. Para ilustraros: la pareja protagonista no se besa hasta el capítulo 14, y de sexo nada de nada hasta el 28, es decir, hasta la página 258. Y conste en acta que no lo digo de manera despectiva, eh? Que me gusta tanto la novela policíaca como el suspense romántico. Pero para que no os sorprendáis si le dais una oportunidad.

Kendra Elliot es odontóloga americana, vive en el Noroeste pacífico como le llaman a la zona donde se sitúa Seattle, Washinton….Tiene tres hijos, dos gatos y dos perros. Trabaja en casa igual que su marido y es una gran lectora. Le encanta el género policíaco y el romántico. Un día descubrió el reto NaNoWriMo (mes nacional de la escritura de novelas) y se dijo así misma: yo puedo hacerlo. Y aquí está, con muchas novelas escritas, entre ellos varios bestsellers y con varios reconocimientos. Sabe mucho de anatomía forense y se nota. Sobre todo en cómo se desenvuelve en esa parte de la investigación.


Oculta es la primera novela de la serie Secretos de huesos, aunque solo esta está traducida al español. Aun así es conclusa. 

Es una novela que se lee fácil, entretenida y adictiva. Iba a decir que era de las “palomiteras”, esas que se leen rápido y se disfrutan pero al ratito se olvidan; pero la verdad que tiene un grado más que estas.
Recomendable para pasar un buen rato intentando cazar asesinos en serie.